Mercedes Higuero Bisbe | Acerca de
Aficionada a la fotografía desde siempre y apasionada por los viajes desde que tengo memoria, aprovecho cualquier oportunidades para fotografiar ciudades, paisajes o personajes curiosos, en miles de instantáneas que aún conservo.

Siempre quise estudiar arquitectura, pero empecé Artes y oficios en la escuela de San Telmo en Málaga y acabé en Madrid, trabajando en el mundo de la moda como diseñadora y empresaria. Entre revistas de moda, telas y patrones, pasé una importante parte de mi vida, donde seguí relacionada con la fotografía publicitaria de moda, no detrás de la cámara, sino como estilista y diseñadora responsable de la publicidad, con modelos, trajes y complementos, entre focos, polaroids, hojas de contacto, pruebas de impresión y maquetación de catálogos.

En 2002 dejo Madrid y me vuelvo a Málaga; es entonces cuando me planteo, con todo el tiempo del mundo por delante, empezar con la fotografía desde cero. Me apunto a los talleres municipales en el Colectivo Imagen y cambio mi compacta y mis instantáneas en color por una Roleyflex de negativos de 6 x 6. De la mano de Julio Sevillano, mi primer maestro, me meto en el laboratorio de cabeza.

Es en el "cuarto oscuro" donde descubro La Fotografía y en la intimidad del laboratorio, me olvido de los paisajes y las postales, para centrarme en la composición, la luz, los detalles, las texturas, los planos cortos y los espacios vacíos, renegando del digital y sus nuevos métodos. Me intereso por los Grandes Maestros y sus técnicas, compro libros de fotografía y me apunto a todos los cursos y talleres que están a mi alcance.

Pero las cosas cambian muy deprisa y un día, como a todos, me atropelló el tren del Digital y otra vez a los cursos, a los libros y revistas especializadas y a seguir aprendiendo en los talleres de J.J Mota, Torres Tabanera, Brau, Vilches, Alba, D`Acosta, Roz, etc.

Quizás influenciada por mi trabajo, me atraen las texturas, las líneas simples, las geometrías, el volumen y los trazos. En la arquitectura contemporánea encuentro una fuente inagotable de imágenes que me atraen especialmente, espacios desnudos, sin apenas presencia humana, quizás solo sus vestigios. La arquitectura me interesa tanto en sí misma, aislada y fuera de contexto, como usada como pretexto para tratar sobre las relaciones del individuo con el espacio y el tiempo. Utilizo planos cortos, con una estética casi minimalista, algunas de estas imágenes tomaron forma en mi primera exposición en solitario "Estructuras".

Y esto es una muestra de mi trabajo, en el que puedo conjugar mis dos grandes pasiones-aficiones, los viajes y la fotografía, siempre con la cámara a cuestas, mirando y observando, intentando plasmar mi visión particular del mundo que me rodea en la magia de un instante.